APRENDER A COMPRAR ZAPATOS

Aprender a comprar zapatos es una asignatura pendiente que tienen algunos hombres, pero sobre todo muchas mujeres. Un suspenso en esta asignatura supone caer sistemáticamente en el error de comprar unos zapatos que tras llevarlos una vez (un par a lo sumo), nunca más te volviste a poner. Pero se trata de no tropezar siempre con la misma piedra, ¿no? Por eso desde el blog de Trocadero nos hemos propuesto que logres aprobar de una vez por todas esta asignatura pendiente, y que lo hagas, además, con matrícula de honor.

aprender a comprar zapatos

Tips para aprender a comprar zapatos

    1. 1. Piensa qué necesitas antes de salir de compras: La impulsividad no es precisamente la mejor consejera a la hora de comprar zapatos y la mayoría de las veces hace que terminemos arrepintiéndonos de aquellos zapatos que compramos en un arranque de ímpetu y que en el fondo no eran lo que necesitábamos. Evita tener que devolverlos pensando simplemente qué es lo que necesitas antes de salir de casa. Piensa con qué combinarás esos zapatos, en qué ocasiones los llevarás puestos y si te interesa que tengan alguna característica en particular.

Una vez sepas lo que buscas puedes ir directamente al lugar donde crees que podrás encontrarlo y una vez allí podrás invertir tu tiempo y tu dinero de la forma más sabia posible.

    1. 2. Determina qué presupuesto tienes: si no estás dispuesta bajo ningún concepto a pasarte de un determinado presupuesto, lo mejor es que lo tengas presente en todo momento. Evita probarte zapatos que lo superen. Solo puede pasar que te acabes encaprichando de ellos, los compres y los devuelvas, o que no puedas quitártelos de la cabeza y seas incapaz de encontrar ningún otro par de zapatos que te gusten (con la frustración que ello genera)
    1. 3. Tómate tu tiempo para probártelos: no se trata de llegar, pagar y marcharte. Si de verdad quieres aprender a comprar zapatos necesitas probártelos con calma, caminar un poco con ellos, estar segura de si tu pie se siente cómodo, si te hacen daño en algún lugar o si por el contrario te quedan algo sueltos. Ante la duda pide un número más (o menos según sea el caso) y déjate aconsejar por el personal especializado. No tengas vergüenza alguna en preguntar. En Trocadero nos encanta ayudar a nuestros clientes a que encuentren ese par de zapatos que además de cómodos y bonitos, les hagan sentirse únicos.

Esperamos que este post os haya gustado y os haya ayudado a aprender a comprar zapatos. Nosotros nos vamos pisando fuerte (sobre unos Trocadero, por supuesto).

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up