Los zapatos más cómodos para trabajar

Comprar zapatos es la actividad favorita de mucha gente, aunque llevarlos a diario es harina de otro costal. Por desgracia, con demasiada frecuencia nos encontramos con que los preciosos zapatos para mujer u hombre que acabamos de adquirir nos hacen una dolorosa rozadura o nuestros dedos sufren demasiado por una puntera demasiado estrecha.

Mención aparte merece el caso de aquellos zapatos para el trabajo. Independientemente de nuestra tarea, si el zapato nos resulta doloroso la jornada laboral se nos hará eterna. Por eso, hoy os presentamos una serie de consejos para elegir zapatos cómodos para trabajar sin que nos duelan los pies ni se nos resienta el resto del cuerpo.

Obviamente, las indicaciones variarán según el trabajo que vamos a desarrollar. El trabajo de oficina no exige el mismo rendimiento a sus zapatos que la hostelería y demás trabajos de pie. Por eso, antes de comprar ningún zapato para mujer u hombre debemos pensar en qué momento lo vamos a llevar y si nos vemos realizando esa tarea con nuestro nuevo calzado.

Un primer consejo sería apostar siempre por calzado confortable y amplio, que no genere rozaduras ni apriete en exceso los dedos. Cuando nuestros pies no se encuentran cómodos dentro del zapato, no podremos soportar largas jornadas de trabajo aunque no tengamos que movernos de la silla.

En el caso de los zapatos de trabajo para mujeres, hay que tener muy en cuenta el tacón escogido. En este punto no solo interviene la altura del tacón sino la forma de la plataforma, porque necesitamos seguridad y comodidad en cada pisada. En este punto siempre deberíamos apostar por zapato plano para mujer o, si queremos tacón, uno que sea grueso o directamente de cuña. De esta manera, nuestros pies sufrirán menos al caminar y podremos permanecer más tiempo de pie.

En el caso de los hombres, debemos prestar especial atención a la horma, consejo que también puede adaptarse a las mujeres. Al probarnos el calzado, deberemos comprobar que nuestro pie queda sujeto pero no aprisionado, sin roces en el talón y ni en el empeine. Muy importante: tampoco debe molestarnos al caminar, por lo que debemos fijarnos bien en todo el movimiento que realizan nuestros pies.

Estos son solo unos pequeños consejos, pero siempre es recomendable consultar al vendedor cualquier necesidad especial. Por eso, en Trocadero Shoes siempre asesoramos al cliente para que no solo escoja un calzado bonito y que conjunte con el estilo que necesita, sino que también sea un zapato cómodo para trabajar o la actividad que vaya a realizar con él.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up